Hola. Somos los Cofrades del Cristo de la Buena Muerte.

Nuestra cofradía de fundó en 1957 para reverenciar al Señor con un Vía Crucis penitencial en la madrugada del Sábado Santo. Surgió entre un grupo de compañeros militares y amigos de relevancia social de Toledo como una aportación enriquecedora de la Semana Santa Toledana. A lo largo del recorrido procesional, se hace una estación en el convento de Sta. Isabel de los Reyes donde las clarisas nos esperan para cantar al Cristo salmos.

La imagen, talla policromada realizada en 1972 por el escultor Mariano Corrales, muestra en sus músculos y piel ajada todo el dolor y sufrimiento terrenal del Señor en el momento de su muerte. La portamos a hombros cuatro cofrades en posición inclinada.

Nuestra sede canónica es el Monasterio de San Juan de Los Reyes, a los pies de cuya iglesia se haya situado el Cristo de la Buena Muerte.

Nuestra señas de identidad de cofradía son: la austeridad (no llevamos bandas ni flores ni adornos), solo nos abre paso una cruz luminosa, un tambor desafinado y nuestro estandarte. La sencillez (vestimos un hábito franciscano con una sencilla cruz al cuello) y el recogimiento (procesionamos en fila con la cabeza inclinada y un farol de vela en la mano rezando y meditando las estaciones del Viacrucis).

Solemos reunirnos en torno al Cristo en su Triduo, Misa de Difuntos y Domingo de Ramos donde hacemos la imposición de hábitos a los nuevos cofrades.

El número de cofrades es de 150 de ambos sexos y más del 25 por ciento no procesionan por su avanzada edad.

En estos tiempos de crisis de fe, queremos hacernos más visibles mirando al futuro con más cofrades y más actividades religiosas.

¡Únete a nosotros! ¡Te esperamos! Visita nuestra web  y nos conocerás mejor.