En esta parroquia de San Juan de los Reyes que es la primera vez que se constituye un equipo de Pastoral de la Salud. Hasta ahora no existía. Lo que sí hacía es la atención a personas enfermas en cuanto a llevarles los sacramentos, especialmente la comunión.

Cuando el nuevo párroco tuvo conocimiento de las personas enfermas o incapacitadas para desplazarse al templo a recibir los sacramentos propuso a dos feligreses, un legionario de María y un voluntario de Cáritas, como ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión. Envió las propuestas al Obispo y, cuando fueron aceptados, comenzaron a llevar la comunión a los enfermos de los que el Párroco tenía conocimiento. Al principio había enfermos en dos familias; actualmente se asiste a seis familias. Este ministerio comenzó en el mes  de Enero de este año 2019 y se trata de tener en cuenta cualquier necesidad de las personas a las que visitamos para tratar de ayudarles en lo que sea necesario.

Los ministros son bien acogidos. Los enfermos son cariñosos y muy agradecidos. Para los ministros es una experiencia gratificante. Es un don de Dios para todos. Con la frecuencia que podemos, tenemos pequeños momentos de oración y formación con el Párroco para ser más conscientes de lo que estamos haciendo y poder hacerlo mejor cada vez.