Muchos años llevamos poniendo música y voz a la belleza de la liturgia con nuestro sencillo coro parroquial. Muchos cambios, personas que han marchado y otras que se han incorporado, desde preparar el ministerio musical con hojas sueltas de cantos a disponer de cancioneros de gran calidad y diversidad de cantos… no somos los mismos pero somos lo mismo: cristianos y franciscanos que quieren disfrutar y vivir cada celebración haciendo que los demás puedan servirse de nuestro trabajo fraterno como sencillo coro parroquial.

Paz y Bien.