Acontecimientos como el que vamos a vivir al final de año (14 de diciembre a las 19:00h) en nuestra parroquia, la confirmación de 23 chicos y chicas de nuestro grupo (FranDamian) de catequesis, con los que llevamos vividos muchos momentos intensos y llenos de la gracia de Dios, nos produce a Rut y a mí, Cristina, sus catequistas, de verdadera Alegría.

Son un grupo, son una familia, que respeta a cada uno de sus miembros, que observan y valoran  las dificultades y las virtudes de cada uno de ellos. Hasta llegar aquí, hemos pasado por muchos momentos difíciles, ya que no siempre fue así.

La mayoría de ellos llevan en la parroquia desde que iniciaron su formación cristiana y han ido creciendo y madurando en la fe entre nosotros. Así que hemos podido observar cómo, poco a poco, se dejaban arropar por los brazos del Espíritu Santo.

Todos ellos afrontan el Sacramento de la Confirmación, con dudas, incertidumbre, Respeto pero al mismo tiempo con ilusión y Alegría, por haber llegado hasta aquí, hasta esta parada del camino de Fe que se comprometieron a iniciar. Saben que esta parada no es el final del camino hasta el encuentro con Dios, pero necesitan del aliento del Espíritu Santo para continuar caminando de la mano de Jesús,  en grupo, en familia poder  llegar al destino con Esperanza y Amor. Amor que ya empiezan a saber trasmitir a los demás.