Decálogo de “supervivencia” para familias católicas “recluidas” por el coronavirus, uniéndonos a la campaña #QuédateEnCasa #YoMeQuedoEnCasa