Como la situación extraordinaria se está haciendo ya ordinaria, tenemos que buscar formas adecuadas -según las pautas y normas sanitarias- para hacer lo que de lo nuestro podamos hacer.  *Me refiero en concreto a la confesión.

Quien tenga necesidad urgente o vital de celebrar el Sacramento de la Reconciliacion porque el acto de contrición perfecta no le restituye la paz puede hacer lo siguiente:

– Llamar por teléfono al Parroco de San Juan de los Reyes (925 22 38 02), explicarle su necesidad y concertar con él día y hora para un encuentro en el que se celebrará el sacramento del Perdón.

– Acudir a dicho encuentro con el Parroco, ambos con los oportunos guantes y mascarillas que nos piden que usemos las autoridades sanitarias.

-Una vez dentro de San Juan de los Reyes, la acogida, confesión y absolucion individual tendrán lugar en el salón grande de la entrada (la tercera y cuarta puertas de la izquierda) con una distancia entre el Parroco confesor y el penitente nunca inferior a 3 metros.

Recordemos que la gracia, el Amor y la Misericordia que de Dios recibimos por los sacramentos Él nos los dispensa también por otros medios con liberrima magnificencia. Si aún así necesita alguien la consoladora seguridad sensible de la celebración sacramental del Perdón, en los párrafos anteriores tenemos un modo razonable y seguro de atender esa necesidad.